Fin de semana en Lisboa

Lun, jul 16, 2012

. Escrito por: Mireia

Secciones: Lisboa

Tranquila, así es como se puede describir la ciudad de Lisboa. Extendida sobre siete colinas, puede que la ciudad esté llena de edificios del siglo XIV y XV, pero la Lisboa de hoy es una capital cosmopolita con una atractiva vida nocturna. Desde las vistas al Tajo hasta los edificios llenos de color de las calles del Bairro Alto, la belleza arquitectónica de la ciudad es solo uno de los trucos que Lisboa esconde bajo la manga…

Si estás planeando un viaje a Lisboa y te estás planteando qué ver en la capital portuguesa, no te preocupéis: en HostelBookers te presentamos una breve guía de fin de semana en Lisboa.

Sábado

Descubre el Castillo: Empieza el día en el Castelo de São Jorge. Situado en una de las colinas más altas de Lisboa, esta fortaleza se puede ver desde prácticamente cualquier punto del centro histórico de la ciudad. Las increíbles vistas desde la cima son ideales como primera toma de contacto con la ciudad y el castillo en sí también te sorprenderá, ya que sus muros son incluso más antiguos que la propia Lisboa. Habitado antiguamente por romanos, visigodos y árabes, el castillo ha sido modificado a lo largo de su historia y, desde el siglo XII, es el hogar de la Familia Real Portuguesa.

Visita el barrio de Alfama: El barrio de Alfama está situado justo debajo del castillo. Olvídate de los mapas y piérdete por los callejones y las calles medievales y descubrirás plazas escondidas, antiguas iglesias, tabernas y edificios blancos con balcones de hierro forjado decorados con maceteros llenos de flores. Este antiguo barrio judío es uno de los más antiguos de la ciudad y parece un pueblo dentro de una ciudad.

Llega hasta Baixa en tranvía: Si te has cansado paseando por Alfama, el Eléctrico (así llaman al tranvía) es la solución perfecta. El viaje en uno de estos trenes amarillos te llevará a través de calles arboladas hasta la parte baja del centro histórico: Baixa. El casco antiguo de Lisboa está construido sobre las ruinas de la ciudad medieval después del terremoto de 1755. Por suerte, no todo se perdió: los edificios del siglo XVIII que consiguieron mantenerse en pie  hoy albergan tiendecitas interesantes y cafeterías a la antigua. En la Praça do Comércio todavía se pueden ver los antiguos escalones del palacio y la iglesia más antigua de Lisboa, Igreja de São Domingos. Pasea por las calles de Baixa y seguro que encontrarás en alguna tienda un bonito recuerdo.

Adéntrate en una casa de fado: El fado es un tipo de canción muy típico en la cultura lisboeta. Se trata de cantos y melodías muy melancólicas con letras inspiradas en los antiguos marineros portugueses y el patrimonio árabe de la ciudad. Ir a cenar en una casa de fado es casi una obligación y la oportunidad perfecta para experimentar la gastronomía, la cultura y el vino locales. Una de las mejores opciones es el Clube de Fado, donde cantantes y músicos entonan este estilo de música portugués mientras disfrutas de la cena.

Alojamiento de calidad en un hostal: Hay muchos hostales en Lisboa de excelente calidad, en los un estilo informal pero elegante pueden considerarse características habituales. Travellers House está situado en Rua Augusta, una de las calles más famosas del país, en pleno centro de la ciudad. Este edificio de 250 años de antigüedad ha sido restaurado y reformado para convertirse en un bonito hostal con sala de música, sala de cine y habitaciones cómodas.

Domingo

Pasa la mañana en Belém: El barrio de Belém ha sido muy importante desde la llamada era de los descubrimientos, cuando grandes exploradores portugueses partieron en sus viajes alrededor del mundo. Durante este periodo, las grandes personalidades y personas más ricas invirtieron su dinero y, como resultado, hoy en día pueden verse en esta zona algunos de los monumentos más importantes de la ciudad. Belém es el lugar perfecto para descubrir la antigua grandeza de Lisboa gracias a los palacios, las casas tradicionales y algunos de los mejores museos de la capital portuguesa.

Puedes empezar en el Mosteiro dos Jerónimos, que data de principios del siglo XVI. Este bonito monasterio muestra lo mejor del estilo arquitectónico manuelino y, como la mayoría de atracciones de Belém, permanece cerrado los lunes.

A continuación sigue hasta las orillas del Tajo, donde encontrarás la Torre de Belém y el Padrão dos Descobrimientos. La Torre de Belém fue construida en 1515 para proteger la entrada al puerto de Lisboa, mientras que el Padrão dos Descobrimientos fue construido en 1960 para conmemorar el 500º aniversario del infante Enrique el Navegante.

Un toque dulce… Los Pastéis de Belém son pequeñas tortas de crema con canela y azúcar que aparecieron en el siglo XIX y se han convertido en una verdadera especialidad portuguesa. La Casa Pastéis de Belém (donde se hicieron famosos) fue fundada en 1837 en la Rua de Belém, y los azulejos de las paredes representan los hogares tradicionales portugueses. Si no hay mesas disponibles aconsejo que esperéis: el servicio, las tortas y el ambiente merecen la pena.

En las alturas: Lisboa tiene mucho relieve, y después de pasear durante toda la mañana puede que estés algo cansado. Por suerte hay una manera muy fácil de ir hasta la parte “superior” de la ciudad. Ve hasta el Elevador de Santa Justa, en el centro de la ciudad. Construido en 1900, cubre una distancia de unos 45 metros entre Baixa y el Bairro Alto.

Diviértete en Bairro Alto: Bairro Alto es un barrio algo pintoresco que ha sido el hogar de muchos escritores y artistas bohemios a lo largo de los años. Allí se pueden ver paredes decoradas con graffitis, tiendas de moda y bares curiosos. Las calles del siglo XVI pueden estar en silencio durante el día, pero por la noche se llenan de vida y son escenario del mejor ambiente nocturno de Lisboa. En la zona hay muchos pubs y restaurantes. Te aconsejo probar la Ginjinha, el licor local hecho a base de guindas o cerezas ácidas. Puedes disfrutar de la Ginjinha también en Albufeira, o cualquier otra ciudad del país vecino.

Como has podido comprobar plantearse qué ver en Lisboa es una pregunta un tanto amplia… porque la ciudad tiene muchísimo que ofrecer. Sin embargo, si vas a visitar Lisboa esperamos que esta breve guía te haya ayudado.

Gracias por las fotografías en Flickr a In Ictu Oculi, gushnu, mi-yu, M@rg, Jordiet y victoriapeckham.

, , , , , , , , , ,

This post was written by:

- who has written 238 posts on Blog de Viajes de HostelBookers.


Contact the author

Deja tu comentario